El Colegio de Barcelona se ofrece a formar a la Guardia Urbana para mejorar el trato con animales

PRESENTÓ ESTA SEMANA UNA PROPUESTA AL AYUNTAMIENTO

El Colegio de Barcelona se ofrece a formar a la Guardia Urbana para mejorar el trato con animales

El Colegio de Veterinarios de Barcelona (COVB) se ha ofrecido a formar a los agentes de la Guardia Urbana para que sepan cómo actuar ante un animal que puede representar una amenaza, en una reunión con los responsables municipales de los cuerpos de seguridad y los servicios de protección de animales que se celebró el jueves 3 de enero en el Ayuntamiento de Barcelona.

MARTA LEGIDO
Marta Legido, presidenta del Colegio de Barcelona.
COLEGIO DE BARCELONA
GUARDIA URBANA

La presidenta del COVB, Marta Legido, puso el conocimiento veterinario sobre el comportamiento de los animales a disposición del Ayuntamiento de Barcelona para colaborar en la formación de la Guardia Urbana con el objetivo de prever y resolver posibles situaciones de crisis con animales, desde el conocimiento del comportamiento y el respeto absoluto por el bienestar animal.

La propuesta de los veterinarios de Barcelona, ​​que también podría trasladarse a otros municipios de la demarcación del Colegio, prevé formación en el bienestar animal, desde el respeto y buen trato hacia los animales de compañía, así como formación en el reconocimiento de lenguaje corporal de los animales, con el objetivo de anticipar las situaciones de conflicto y tener más criterios para acercarse a un animal.

Situaciones de tensión con mascotas

Para gestionar las posibles situaciones de tensión con animales de compañía, el COVB también propone la participación de psicólogos, ya que muchas de las situaciones conflictivas tienen lugar con personas que viven en la calle que conviven con animales de compañía. Las situaciones de tensión se encomiendan al animal y pueden provocar reacciones defensivas y ofensivas.

Para garantizar actuaciones de respeto por el bienestar animal, el COVB también propone una colaboración más estrecha con el personal veterinario del Centro de Acogida de Animales de Compañía (CAACB) y de la Oficina de Protección de los Animales (OPAB), ya que estos espacios se trabaja codo con codo con la Guardia Urbana en las intervenciones que se realizan para garantizar el bienestar animal, como en los decomisos.

Los ataques de los perros se pueden prever

La presidenta del COVB, Marta Legido, apuntó que, si los agentes de la Guardia Urbana tienen formación sobre el bienestar animal, pueden conocer y prever mejor cuál será su comportamiento ante determinadas situaciones. Según Marta Legido, "a los animales les pasa como a las personas, que se pueden defender con un ataque cuando interpretan que viven una situación de peligro, y para evitar que nos puedan ver como una amenaza, hay que conocerlos para saber cómo acercarnos a ellos".

Noticia
Contenido principal 2 columnas Horizontal foto + texto