El Colegio de Sevilla desarrolla un Protocolo propio para la Gestión de las Colonias Felinas

ELABORADO DURANTE LOS ÚLTIMOS MESES

El Colegio de Sevilla desarrolla un Protocolo propio para la Gestión de las Colonias Felinas

COLONIAS FELINAS
De izquierda a derecha: Yolanda Herrera Sánchez, Olivia Manfredi Sánchez , Ignacio Oroquieta Menéndez , Juana María Garrido Fernández, María Victoria Reyero Quesada y Andrés Romero Candau.
Colegio de Sevilla
COLONIAS FELINAS

El pasado martes 29 de octubre de 2019 el Colegio de Veterinarios de Sevilla firmó un protocolo propio para la Gestión de las Colonias Felinas bajo el título “Recomendaciones sanitarias y etológicas en la gestión de colonias urbanas felinas”, en el que se ha estado trabajando durante varios meses.  

El documento fue firmado por los correspondientes autores, entre los que se encuentran Ignacio Oroquieta Menéndez, Presidente del Colegio sevillano; Yolanda Herrera Sánchez y María Victoria Reyero Quesada, veterinarias clínicas especialistas en medicina y comportamiento felino; y Olivia Manfredi Sánchez, Juana María Garrido Fernández y Andrés Romero Candau, secretaria, vocal y asesor jurídico del Colegio de Sevilla, respectivamente.

La principal problemática del establecimiento de las colonias felinas sin control y sin actuación sobre ellas es que pueden suponer un riesgo sanitario evidente para la población, tanto para las especies salvajes como para el propio gato. 

Con este documento, el Colegio de Veterinarios de Sevilla trata de establecer diferentes medidas con la finalidad de evitar que aumente el número de gatos en estado semisalvaje en las ciudades y municipios para, posteriormente, conseguir una paulatina disminución. Y todo esto respetando las normas de bienestar animal y evitando el riesgo sanitario para la población humana estableciendo pautas para el control de las enfermedades infecciosas o parasitarias y ayudando a reducir el impacto que sobre la fauna salvaje puedan tener estas colonias felinas.

Entre los objetivos y la importancia de este protocolo, destaca además la posibilidad de informar de forma correcta al ciudadano y la colaboración con su gestión ya que, siempre que se cumplan una serie de requisitos y estén controladas por veterinarios, se puede llegar a un equilibrio entre bienestar animal y salud pública.

Noticia
Contenido principal 2 columnas Horizontal foto + texto