El Colegio de Cádiz elabora un estudio sociológico sobre la crisis sanitaria entre sus veterinarios

LOS ENCUESTADOS MANIFIESTAN UN ALTO GRADO DE SATISFACCIÓN CON LA LABOR REALIZADA POR LA INSTITUCIÓN DURANTE EL ESTADO DE ALARMA Y SU ESCASA CONFIANZA EN EL GOBIERNO

El Colegio de Cádiz elabora un estudio sociológico sobre la crisis sanitaria entre sus veterinarios

PORTADA DEL ESTUDIO
COVID19

 

 

El Colegio de Veterinarios de Cádiz ha realizado un estudio sociológico en forma de encuesta dirigido a sus colegiados, que ha abarcado desde diversos aspectos todo lo relacionado con la crisis sanitaria, el estado de alarma, el confinamiento y la situación personal y profesional que han vivido los colegiados durante este tiempo. El objetivo de esta encuesta ha sido conocer la situación de los asociados durante la pandemia, su percepción de lo vivido y del trabajo realizado por el Colegio durante este tiempo.

Un total de 184 colegiados han participado en la encuesta, un 54,9 por ciento veterinarios y un 45,1 por ciento, veterinarias. El 32,1 por ciento en la franja de edad de entre los 45 y los 54 años. El 25 por ciento entre los 35 y 44 años. El 20,1 por ciento entre los 22 y 34 años. El 19 por ciento entre los 55 y 64 años, y el resto, mayores de 65 años.

Un 43,5 por ciento de los veterinarios participantes es residente en entorno urbano, el 39,7 por ciento en residencia unifamiliar y el resto, un 16,8 por ciento, en el medio rural. El 50,5 por ciento son trabajadores por cuenta ajena, el 37,5 por ciento, por cuenta propia. El resto: funcionarios, jubilados y con diferentes tipos de bajas laborales. El 96,2 por ciento ha pasado el confinamiento en su residencia habitual.

A continuación, se exponen los datos relativos a la percepción de los colegiados sobre la situación general. Al ser preguntados por sus principales preocupaciones tras el decreto de estado de alarma: La salud es de forma clara la primera -87%-, seguida de la economía -66,8%-, el empleo -54,3%-, la política -32,6%-, las desigualdades sociales -27,7%-, la educación -13,6%-, el medio ambiente, la delincuencia y la vivienda. Estas tres últimas con un porcentaje muy pequeño.

Confianza muy baja en el Gobierno

Sobre la calificación de la confianza que los colegiados gaditanos otorgan a diferentes organismos, destaca la “confianza muy baja” hacia el Gobierno de España. Confianza media a muy baja en el Gobierno Autonómico y confianza media en la UE y otros organismos internacionales. Preguntados los colegiados por su grado de optimismo, en el 50 por ciento es medio -92-. Un 9,2 por ciento manifiestan un grado de optimismo muy bajo; un 19 por ciento, bajo; un 17,4 por ciento, alto; y un 4,3 por ciento, muy alto.

La siguiente cuestión se refiera a qué le dará más importancia una vez pase el estado de alarma, el 80,4 por ciento de los encuestados seleccionaron la familia como respuesta más importante, seguido de la salud con un 72,8 por ciento. El 59,2 por ciento de los veterinarios encuestados han visto reducidos sus ingresos y facturación con respecto al año anterior frente al 40,8 por ciento que no. El 86,4 por ciento no ha tenido que hacer ERTE ni se han visto afectados por uno. El 73,4 por ciento no ha solicitado ayudas gubernamentales frente al 22,8 por ciento que sí. El 79,9 por ciento ha manifestado no haber tenido problemas al explicar los asuntos relaciones con el Covid 19, frente al 20,1 que sí lo ha tenido.

A la pregunta “Si se ofreciera la posibilidad de adquirir EPIs a través del Colegio ¿Estarías interesado en usar este servicio?”, un 32,3 por ciento ha respondido afirmativamente. El 53,3 por ciento ha respondido “sí, dependiendo de las condiciones”. Un 12,5 por ciento ha dado respuesta negativa. Hay que recordar que, en este sentido, COLVET Cádiz hará llegar a sus colegiados unas 25 mascarillas quirúrgicas a cada uno de ellos de forma gratuita.

Percepción muy negativa de la ausencia de veterinarios

Más del 95 por ciento de encuestados considera “muy mal y mal” que no haya habido representación de veterinarios en los órganos consultivos de la situación de la pandemia. Más del 64 por ciento de los participantes en el estudio sociológico de Colvet Cádiz sobre la Crisis Sanitaria considera buena o muy buena la información que durante el Estado de Alarma ha ofrecido el Colegio a través de correo, web y redes sociales. El 26,1 por ciento la califica como regular, y apenas el nueve por ciento como mala o muy mala.

Por su parte, casi el 60 por ciento califica como bueno o muy bueno el servicio prestado por el Colegio durante este tiempo. Un 29,9 por ciento le da un regular, y un solo un 10,4 por ciento lo califica negativamente. Por último, la Junta de Gobierno de Colvet Cádiz ha expresado ante todo su agradecimiento a los colegiados que han participado en esta encuesta, cuyas conclusiones serán de capital importancia de cara al trabajo diario del Colegio, para conocer la situación, inquietudes y preocupaciones de los colegiados y saber el grado de satisfacción acerca de los servicios que reciben de la institución que le representa, especialmente en aquellos en que hay que redoblar esfuerzos para mejorar.

En última instancia, el cuestionario incluyó la posibilidad de que los encuestados que así lo deseasen  añadieran comentarios específicos relativos a su actividad y situación profesional durante el estado de alarma. En un primer término, fueron muchos los encuestados que reivindicaron el importante papel de la profesión veterinaria en esta crisis, valoraron el papel del Colegio en esta situación. No faltaron las quejas por casos de poca concienciación con la situación como la no utilización de equipos de protección, no respetar el distanciamiento social o la alta preocupación por la situación económica.

A continuación, se puede contemplar algunos de los comentarios recogidos en esta encuesta:

“Los inspectores de salud hemos estado junto a los médicos , pues nuestra oficinas están en los centros sanitarios y también hemos estado junto a los empresarios alimentarios en los controles COVID desde la instrucción 135/2020”.

“Destacar el papel del Veterinario de Salud Pública durante el Estado de Alarma. Es de los pocos sanitarios que ha tenido que trabajar todos los días laborables con el riesgo y la carga viral que ello puede conllevar, y este colectivo es la principal y en ocasiones la única fuente de información preventiva de COVID-19 para Industrias y minoristas de alimentación, así como establecimientos de restauración que están en actividad durante el estado de alarma.

“Los medios de protección nos llegaron tarde; pero entendíamos que los que primero lo necesitaban eran nuestros compañeros los médicos. Hemos pasado dificultad y miedo; pero creo que he merecido la pena, mientras otras comunidades aún siguen confinados. Somos primero veterinarios y sanitarios, y después, funcionarios.

Noticia
Contenido principal 2 columnas Horizontal foto + texto