Consecuencias jurídico sanitarias de la crisis del COVID19