DE INTERÉS


* Visita estas páginas WWW que no tienen desperdicio y a través de ellas podrás acceder a la información mas interesante.

CVT: http://www.redestb.es/cvt/cvt/index.htm
Jorge Donate: http://www.redestb.es/personal/donatej/index.htm


* Lee esto, es interesante

SINCRONIZACIÓN DE LA OVULACIÓN MEDIANTE GnRH Y PROSTAGLANDINA.

Gregorio Alcántara, José María Valera, José María Sánchez.

SERSA veterinarios S.L.

Introducción

Los tratamientos con prostaglandinas son una ayuda eficaz para solventar el problema de la detección de celos, ya que permiten concentrar los esfuerzos de detección celos en los días posteriores a los tratamientos e incrementan el número de vacas en celo simultáneamente.

Sin embargo, la utilización de prostaglandinas no constituye la solución definitiva a este problema, ya que hay vacas que no responden al tratamiento (vacas en anestro y vacas sin cuerpo lúteo funcional) y además es necesario diagnosticar el celo en las vacas antes de realizar la inseminación, ya que la salida en celo y por tanto la ovulación de los animales tratados con prostaglandinas se reparte a lolargo de 3 - 4 días.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Wisconsin (Pursley, 1.994), han propuesto un nuevo tratamiento (método GPG : GnRH - Prostaglandina - GnRH) para el control del ciclo basado en el empleo de GnRH y prostaglandinas. Las ventajas de este método consisten en que las vacas se tratan con independencia de la fase del ciclo (presencia de cuerpo lúteo) y además se sincroniza la ovulación. Esto hace posible inseminar las vacas tratadas con el método GPG a tiempo prefijado, sin necesidad de detectar celos (Tratcher, 1.994).

 

RESULTADOS PRELIMINARES

A pesar de la novedad del método GPG, ya se han publicado bastantes resultados de experiencias realizadas en Estados Unidos y Canadá (Twagiramungu 1.992,Schmitt 1.994, Pursley 1994, Silcox 1.995, Twagiramungu 1.995,Pursley 1.995, Roy 1.996, Schmitt 1.996). Estos resultados, sugieren que el método GPG es más eficaz que otros métodos para el control del ciclo en cuanto a reducción de díasabiertos y beneficio económico por vaca.

Sin embargo, en España todavía no tenemos noticias de resultados reales de la aplicación de este método en condiciones de campo.

Por ello, hemos realizado unaprimera experiencia en la que aplicamos el método GPG en 74 vacas en lactación distribuidas en 8 explotaciones lecheras diferentes de la provincia de Salamanca.

El protocolo exacto de tratamiento que aplicamos fue el siguiente:

Día 0: 250 mcg de GnRH

Día 7: dosis luteolítica de PgF2alpha

Día 9: 250 mcg de GnRH (48 h.más tarde después de la aplicación de la PgF2alpha)

Día 10: Inseminación sin detección de celos (A las 24 h. de la administración de lasegunda dosis de GnRH)

Para esta prueba, se emplearon vacas que se habían inseminado previamente una o más veces (25 vacas con un media de 3,5 inseminaciones previas y 202 DEL) y vacas que no se habían inseminado previamente en esa lactación (49 vacas con una media 55 DEL a la inseminación, en las que el tratamiento GPG se inició a los 45 DEL). En ningún caso se realizó exploración rectal previa al tratamiento, por lo que en el momento del inicio del tratamiento es de suponer que existían vacas con y sin cuerpo lúteo en una proporción similar.

 

Resultados

Todas las vacas en las que se inició el tratamiento lo continuaron hasta el final y fueron inseminadas a las 24 h. de la segunda aplicación de GnRH. Ninguna vaca mostró síntomas de celo entre los días 0 y 9 deltratamiento.

En el momento de la inseminación, aunque la mayor parte de las vacas no mostraban síntomas externos de celo a juicio del veterinario o ganadero, todas las vacas tenían el cervix suficientemente abierto y con limos como para permitir el paso del inyector de inseminación confacilidad.

El diagnóstico de gestación se realizó por exploración rectal a partir de los 40 días de la inseminación.

La tasa de fertilidad obtenida enlas 74 vacas tratadas con el método GPG fue del 27 %.

Aunque esta fertilidad puede parecer algo reducida, en realidad es muy similar a la obtenidaen las mismas explotaciones y en el mismo período de tiempo paralas vacas inseminadas después de celos espontáneos o inducidos mediante prostaglandinas. Esto es debido a que se trata en su mayoría de explotaciones de alta producción y manejo regular.

Aparentemente, la fertilidad fuemás elevada en las vacas tratadas con el método GPG e inseminadas antes de los 60 DEL (31,3 % de fertilidad en 32 vacas inseminadas en las que se inició el tratamiento a los 36,5 +/- 7DEL) que en las vacas tratadas más tarde (23,8 % de fertilidaden 42 vacas inseminadas a los 149 DEL).

Igualmente, la fertilidad fue similar en las vacas que no habían sido inseminadas previamente al tratamiento GPG que en las vacas que se habían inseminado con anterioridad (28,6 % vs. 24% )

Cabe destacar que la fertilidadmas reducida se obtuvo en el grupo de vacas ( 16 animales ) quese inseminaron con mas de 150 DEL ( 18,8 % ).

 

Conclusiones

Aunque el número de vacas utilizado en esta experiencia no permite establecer conclusiones definitivas, los resultados de la aplicación del método GPG quehemos obtenido parecen prometedores.

Hay que destacar que la totalidadde las vacas tratadas con este método se inseminaron, mientras que en los tratamientos tradicionales con prostaglandinas sin un pretratamiento con GnRH, normalmente no se inseminan más del 60 - 70 % de las vacas tratadas.

Además, la fertilidad de lasvacas tratadas con el método GPG fue similar a la de las vacasde estas mismas explotaciones inseminadas después de serdetectadas en celo, lo que concuerda con los resultados de numerosas pruebas de campo realizadas en otros países y con mayor número de vacas.


c/. Teso de la Feria, 8
Tel. y Fax: 923  370 014
37800 Alba de Tormes, SALAMANCA